Ensayo sobre el maltrato animal

Ejemplo de ensayo sobre el maltrato animal. Este es un ensayo expositivo que nos informa acerca de como ha evolucionado el maltrato animal en los últimos años y las diferentes formas de maltrato animal que podemos encontrar.


Ensayo sobre maltrato animal

Título del ensayo: “El maltrato animal y su evolución en la sociedad”

Tipo de ensayo: Ensayo expositivo

Largo: 464 palabras. Tema: Maltrato animal.

Antes, el maltrato animal era visto como algo normal, pues muchos de ellos eran utilizados para trabajo de carga o para el entretenimiento de las masas. Esto último era habitual en la Antigua Roma, donde se llevaron a cabo espectáculos sangrientos que eran ovacionados por la plebe y la clase alta. Las víctimas fueron miles de animales de varias especies, los cuales habían sido capturados en la India y África. Hoy en día, siguen existiendo casos que hacen cuestionarnos la integridad moral de mucha gente.

En el Coliseo romano se presentaban dos tipos de espectáculos. Uno de ellos consistía en los enfrentamientos violentos y mortales entre los gladiadores, mientras que el otro se trataba de las “venationes”. Este nombre era el que recibían las cacerías de animales exóticos, pero también involucraba la lucha entre hombres y bestias. Eran eventos que se anunciaban pintando fachadas, tumbas y casas, tal como ocurre con los actuales carteles publicitarios.


Aunque lo antes mencionado puede resultar inconcebible en la sociedad moderna, hay una práctica que comparte muchas similitudes, me refiero a las corridas de toros. Según sus defensores, es parte de la cultura de ciertos países y representa una forma de arte. Sin embargo, nada de esto las justifica, solo se trata de una exhibición macabra de maltrato animal. Incluso, algunas veces los toros son golpeados antes de comenzar, con la sola excusa de darle ventaja al matador para que haga todo más entretenido y reciba los aplausos de un público sádico.

Otra clase de maltrato animal se encuentra en los circos. Los niños ven asombrados a las espectaculares criaturas que aparecen frente a ellos, y quedan cautivados cuando realizan piruetas y otros trucos. Pero lo que no saben, es que estos comportamientos son motivados por el abuso físico que sufren los animales. Muchos de ellos son encerrados luego de cada función, sin alimento ni luz. Prácticamente viven en un cárcel, donde sus captores los obligan a seguir sus órdenes, en caso no lo hagan, serán sacrificados o maltratados hasta que aprendan a hacerlo.

En algunos zoológicos también se presenta una situación parecida. Los animales permanecen demasiado tiempo encerrados, algo incompatible con su naturaleza libre, provocando que su salud se deteriore gravemente. Los dueños de estos establecimientos no toman en consideración nada de esto, y prefieren seguir lucrando y usarlos como piezas de exhibición.

Entonces, con este breve análisis sobre el tema, podemos darnos cuenta que aún existen muchas personas que no tienen escrúpulos y que prefieren maltratar animales en pos del dinero. En el caso de las corridas de toros, tratan de justificarse con argumentos amorales que ponen como excusa la cultura o el arte. Esto saca a la luz una realidad alarmante, y nos muestra que la sociedad mantiene vicios violentos y sádicos de varios siglos atrás.

REFERENCIAS

– Lucien Jerphagnon. “Historia de la Roma antigua”.

– Fernando Álvarez. “La verdad sobre los toros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *