¿Qué es un ensayo?

Si te preguntas qué es un ensayo, descubrirás que es algo bastante común. Todos hemos tenido que elaborar en algún momento un ensayo. Por lo general, este tipo de escritos son comunes en los estudios escolares. Sin embargo, el ensayo es un escrito literario que muchos autores de renombre han utilizado para expresar sus ideas. En esencia, se trata de un texto de tipo argumentativo. En él se exponen los puntos de vista personales sobre un tema a la vez que se justifican con argumentos. A diferencia de otros trabajos académicos, el ensayo nos brinda bastantes libertades, tanto estilísticas como de formato. En resumen, nos encontramos ante una obra en la que se expresa la opinión argumentada sobre determinado asunto.

Un poco de historia sobre el ensayo

Es necesario hacer un breve repaso histórico antes de revisar las definiciones de qué es un ensayo. En la tradición literaria se considera al francés Michel de Montaigne como el padre de este género. Durante el año 1580 se publica en Francia una colección de escritos de aparente estructura desordenada. En ellos el autor colocó los cimientos de la que sería una gran tradición en la literatura universal.

Más tarde, en plena modernidad, pensadores como Montesquieu, Blaise Pascal o Jhon Locke cultivaron el ensayo fructíferamente. Ya durante el siglo XX la corriente ensayística era una tradición. De este modo, el ensayo le ha dado al mundo obras maestras escritas por Octavio Paz, Jorge Borges, Vargas Llosa, entre otros. Finalmente, el ensayo se ha convertido un excelente instrumento para evaluar a los alumnos en colegios y universidades.

Para comprender qué es un ensayo

No existe una sola definición sobre qué es un ensayo, de hecho las opiniones son múltiples y cambian en función del autor. Para Ortega y Gasset se trata de la ciencia sin la prueba explícita. Por otra parte, Eduardo Gómez de Baquero sostenía que se situaba en la frontera de la didáctica y la poesía. Incluso, Eugenio d’Ors sostuvo que era la poetización del saber. ¿Pero qué significan estas sentencias tan profundas? Justo como hemos leído, el género del ensayo es una mezcla entre los estudios rigurosos académicos y la literatura. Es decir, por una parte el texto está fundamentado en conocimientos verificables. Por otra parte, expresa una postura subjetiva y no pretende convertirse en conocimiento científico.

Con la intención de hacer más comprensible qué es un ensayo, diremos que es un texto de carácter libre que expresa una opinión fundamentada. A partir de ello, hay que tener en cuenta que lo más importante es argumentar. No se puede considerar como ensayo aquella obra en la que las ideas no sean demostradas con argumentos. Retomando lo que ya mencionábamos, en el ensayo se puede usar figuras retóricas, como metáforas, símiles, analogías, etc. En suma, en este género es válido que quien escribe logre desenvolver sus razonamientos de una manera convincente y libre. Inevitablemente, la sensibilidad del autor queda de manifiesto en menor o mayor medida.

¿Cuáles son las características del ensayo?

Una vez que comprendimos las nociones básicas sobre qué es un ensayo, analizaremos sus características principales. Cabe mencionar que los rasgos descritos son sólo los más importantes y no son la totalidad. Así pues, la mayoría de autores coinciden en que se trata de un texto argumentativo, con intención de convencer, lógico, formal, con libertad compositiva. A continuación hacemos una descripción:

  1. Expositivo-argumentativo: Muchos autores están de acuerdo en que se trata de un texto de tipo argumentativo-expositivo. Lo cual se debe a que tanto se exponen los puntos de vista personales como se argumentan los mismos.
  2. Finalidad Persuasiva: El objetivo final de un ensayo es convencer mediante argumentos sólidos una postura determinada. Por esta razón, el texto debe entenderse como una herramienta para convencer.
  3. Uso de la lógica: Se debe usar lógica deductiva o inductiva. Algunos autores presentan evidencias y luego muestran su postura. Un ensayo que no recurre a una correcta lógica no será claro a pesar de usar argumentos.
  4. Formato y estilo: No es necesario recurrir a citas durante todo el ensayo, basta con colocar la correspondiente bibliografía o referencias al final de la obra. En cuanto al tono empleado, este ha de ser formal. Sin embargo, se permite el uso de figuras retóricas para embellecer y dar más fuerza a las ideas.

Consideraciones finales para entender qué es un ensayo

Una vez expuestos todos estos datos, podemos concluir qué es un ensayo. A modo de síntesis tenemos que se trata ante todo de un texto de carácter argumentativo. Mediante el uso de argumentos pertinente se consigue convencer al lector. Para que esto sea posible, la obra debe presentar de manera lógica cada uno de los apartados. En lo referente a la estructura bastará con delimitar claramente la introducción, el desarrollo y la conclusión. Por último, quien escribe no está obligado a hacer citas en un formato concreto. Generalmente es suficiente con anexar nuestras referencias al final. Todos estos elementos hacen del ensayo una herramienta práctica y versátil para expresar nuestras opiniones sobre cualquier tema. Ello lo convierte en el trabajo académico más popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *