Ensayo sobre la globalización

Ejemplo de ensayo sobre la globalización. Este es un ensayo expositivo que nos informa acerca del concepto de globalización y del abuso que se vive hoy en día en algunas naciones que buscan su propio beneficio sin pensar en el resto del mundo.

Ensayo sobre la globalización

Título del ensayo: «La verdadera realidad de la globalización»

Tipo de ensayo: Ensayo expositivo

Largo: 494 palabras. Tema: Globalización

Cuando se utiliza el término globalización se suele hablar solo del aspecto económico, puesto que el sistema financiero ha logrado asumir con mayor rapidez sus ventajas. Asimismo, muchos piensan que solo involucra el ámbito de las telecomunicaciones, y los cambios que han sufrido en las últimas décadas. Todo esto se puede ver claramente en los países más desarrollados, y ha terminado por generar una percepción simplista en otros lugares, dando como resultado la creación de proyectos mal enfocados.

Según Fernand Braudel, un reconocido historiador francés de finales del siglo XX, el proceso de globalización implica aspectos económicos, sociales, culturales y políticos, los cuales tiene que estar interconectados en todo momento para mantener un equilibrio. Esto se puede apreciar en civilizaciones antiguas como el Imperio Romano o el periodo que caracterizó a la Europa cristiana. De este modo, se entiende que la globalización contemporánea debe conservar su naturaleza multidimensional, tomando en consideración todos los avances tecnológicos y científicos que se lleven a cabo.

Por otro lado, es necesario destacar que la globalización busca desmantelar las barreras artificiales que interfieren en el flujo de bienes, servicios y capitales; algo que inevitablemente complica la liberalización de los mercados. Los avances tecnológicos antes mencionados, en especial aquellos desarrollados en función de la inmediatez informativa y la comunicación, son esenciales para potenciar la integración de las economías, pero también favorecen la concientización de las personas a nivel mundial. Esto permite que se comprendan como un conjunto único con problemas en común, en lugar de ser indiferentes a los que ocurren en otros países.

Los detractores de la globalización critican que el intercambio comercial genera una serie de desbalances, aumentando en algunos casos el desempleo y la desigualdad. Esto es algo indiscutible, ya que la concentración de ingresos y riquezas es mayormente aprovechada por las grandes empresas, creando monopolios contra los cuales es casi imposible de competir. No obstante, esto se podría prevenir mediante la intervención de los gobiernos, que deberían prestar atención en cómo los beneficios comerciales no alcanzan a la gente más necesitada.

El proceso de globalización que estamos presenciando tuvo sus inicios en los años ochenta, como una consecuencia del sistema capitalista posindustrial. Se trata de una etapa donde los descubrimientos científicos e invenciones tecnológicas cambiaron por completo cómo se percibía el espacio y tiempo. Hoy en día, el Internet se ha convertido en una arena internacional que permite la transferencia instantánea de datos e información, acercando más a las personas y facilitando el comercio de productos y servicios.

No cabe duda que el modelo cultural que actualmente existe todavía conserva residuos del anterior, algo que se puede evidenciar en la actitud abusiva e intolerante de ciertas naciones. Es necesario que los países más poderosos dejen de trabajar solo en beneficio propio, optando en cambio por el avance de la humanidad. Cuando esto se tenga en claro, se podrá llevar a cabo una restructuración a nivel político, económico y social, superando la realidad transitoria de la globalización.

REFERENCIAS

– Fernand Braudel. “Civilización material, economía y capitalismo, siglos XV-XVIII».

– Ulrich Beck. «Un nuevo mundo feliz. La precariedad del trabajo en la era de la globalización».

Deja un comentario