Ensayo sobre la salud

Ejemplo de ensayo sobre la salud. Este es un ensayo expositivo que nos informa acerca de la importancia de de hacer ejercicio físico para conservar nuestra salud.

Ensayo sobre la salud

Título del ensayo: «Los efectos positivos de la actividad física en la salud»

Tipo de ensayo: Ensayo expositivo

Largo: 405 palabras. Tema: Salud.

Conforme pasan los años, es inevitable que se presente un desgaste físico y mental. Existe una gran variedad de productos que prometen soluciones para frenar este proceso. También hay una serie de tratamientos que pueden ayudar a las personas de avanzada edad. A pesar de todo esto, la mejor opción siempre será llevar a cabo medidas preventivas, siendo la actividad física fundamental para conservar una buena salud.

La Organización Mundial de la Salud ha declarado dos fechas para que cada año las personas reflexionen sobre el tema. El 6 de abril corresponde al Día Mundial de la Actividad Física, e inmediatamente después se celebra el Día Mundial de la Salud. De este modo, se busca reflejar la profunda relación que tienen estos dos aspectos. Algo que debe ser tomado en cuenta por toda la gente.

Hombres y mujeres que realizan ejercicio con frecuencia han demostrado tener mayor longevidad. Esto se debe a que la actividad física regular es capaz de proteger al organismo y mejorar su respuesta frente a varios tipos de enfermedades. Entre ellas se encuentran las cardiovasculares, la diabetes y varios tipos de cáncer; como el de colón, recto, próstata y mama. Además, disminuye el dolor en personas que sufren de osteoartritis y controla el detrimento de la masa ósea en las mujeres, provocado por la menopausia.

Sin embargo, más allá de estos grandes beneficios para la salud, existen dos que resultan esenciales para mejorar las condiciones de vida en las personas mayores. El primero consiste en la prevención de ciertas discapacidades. Como consecuencia del constante ejercicio físico, habrá un aumento de fuerza y masa muscular, también la flexibilidad y el equilibrio se verán afectados de manera positiva, esto se traducirá en un menor riesgo de caídas y una mayor capacidad para realizar las tareas propias de la vida cotidiana. Mientras que la otra ventaja está relacionada a la salud mental. La actividad física puede tener un efecto protector en el deterioro cognitivo, ya sea retrasando los problemas de memoria asociados con la edad o aquellos síntomas que se presentan con la aparición del Alzheimer.

Tomando todo esto en consideración, es necesario recordar que deber existir un equilibrio entre la actividad física y una buena alimentación. Asimismo, hay diferentes tipos de ejercicios que pueden realizarse, ayudando a que determinadas partes del cuerpo mejoren su condición y resistencia. De modo que, el camino para obtener una vida más saludable solo dependerá de cada persona.

REFERENCIAS

– Lluís Serra Majem, Javier Aranceta Bartrina, Carmen Pérez Rodrigo. “Actividad física y salud”.

– José Pereira de Nascimento Filho. «Actividad física y capacidad cognitiva en el envejecimiento humano».

Deja un comentario